Calculadoras

Cuota a pagar de un préstamoEste simulador calcula la cuota a pagar de un préstamo, ya sea con garantía real (hipotecario) o personal. Simplemente, necesitarás indicar:

  • Capital inicial – Es el importe del préstamo que vas a pedir.
  • Tipo de interés – Es el precio de la operación.
  • Plazo de amortización – Es la duración del préstamo y se mide en meses o en años.

 


Cuota a pagar de un préstamo con periodo de carencia

En este caso, la calculadora incorpora una nueva variable, la posibilidad de contar con un periodo de carencia, es decir, un periodo donde sólo pagas intereses y no amortizas capital. Simplemente, necesitarás indicar:

  • Capital inicial – Es el importe del préstamo que vas a pedir.
  • Tipo de interés – Es el precio de la operación.
  • Plazo de amortización – Es la duración del préstamo y se mide en meses o en años.

 


Amortización parcial anticipadaEn ocasiones resulta de mucho interés amortizar parte del préstamo que tenemos pendiente, pero si bien tenemos claro que queremos pagar anticipadamente, no sabemos qué nos conviene más, si reducir plazo o cuota.

Esta calculadora te ayudará a decidirte. Puedes hacer las simulaciones que desees hasta que encuentres la combinación perfecta.

 


Depósitos bancarios por tramosLas entidades financieras nos ofrecen constantemente productos para captar nuestros ahorros. Muchas veces se trata de una remuneración fija durante un periodo de tiempo establecido y, en ocasiones, nos ofrecen una rentabilidad variable que evoluciona a medida que pasa el tiempo, por ejemplo, una imposición a plazo fijo que remunera al 2% el primer año, al 1,25% el segundo y al 0,75% el tercer año. Esta calculadora te ayudará a calcular el tipo de interés de ese trameado.

.


Plazo amortización tarjeta revolvingLos créditos revolving, normalmente instrumentados en tarjetas, son uno de los servicios más ofertados por entidades financieras para la adquisición de bienes de consumo y la obtención de liquidez rápida. Suelen tener un principal pequeño y elevados intereses. En muchas ocasiones, las cuotas elegidas no cubren los intereses generados, en cuyo caso la devolución se alarga en el tiempo, lo que ocasiona que la deuda crezca de tal manera que difícilmente puede ser satisfecha con esta forma de pago.